Ahorrar Dinero Ganar Dinero

6 Estrategias Esenciales para Negociar Tu Aumento de Sueldo Estrategias de los expertos para obtener el pago que deseas y crear una situación laboral mejor.

Negociar tu aumento de sueldo es una poderosa manera de incrementar tu situación financiera de un solo golpe. De repente tienes un mayor ingreso, lo que significa que inmediatamente es más fácil pagar tus deudas, acumular fondos de emergencia, ahorrar para futuras metas, y tener una mejor calidad de vida, de arranque.

Al mismo tiempo, el aumento de la negociación es algo que a muchas personas le intimida. El simple hecho de negociar algo crea un tipo de conversaciones difíciles que muchas personas prefieren evitar, y algunos se resisten a tener esta conversación por temor que al preguntar por aumento indicaría deslealtad y lo pondría a su puesto de trabajo en un lugar peligroso.
Recuerda, casi todo el mundo queremos un mejor sueldo. No le sorprendería a tu supervisor que tu quisieras tener un mejor sueldo – de hecho, él o ella probablemente lo asume. Lo que importa es si el empleado tiene el coraje de mencionarlo en la conversación o si el empleado merece o no un incremento de sueldo.

Además, casi todas las estrategias en este articulo funcionan bastante bien para otros tipos de beneficios en el lugar de trabajo. Digamos lo siguiente, en lugar de un aumento, estas disponible a trabajar solo por cuatro días a la semana en vez de cinco. Tal vez quieres trabajar desde tu casa dos días a la semana. Quizás estas disponible a comenzar una o dos horas más temprano pero también irte una o dos horas más temprano. Esos tipos de cambios te pueden hacerte ahorrar mucho dinero en tu día a día, y también puedes mejorar significativamente tu calidad de vida.

Así es como debes comenzar.

Usa tu evaluación de rendimiento como un modelo. Si estas en una compañía que regularmente hacen evaluaciones de rendimiento, entonces tu última evaluación es el mejor lugar de comenzar. Tales evaluaciones dejan bastante claro si eres o no un empleado efectivo, (lo que significa que tendrás más probabilidades de recibir un aumento si preguntas). También te indican en las áreas en la que debes mejorar, y mejorando en esas áreas es a menudo una clara trayectoria de ser considerado un empleado excepcional.

Agarra esas evaluaciones de rendimiento. ¿Son realmente positivas? Entonces tú ya tienes una buena razón para preguntar por las evaluaciones. ¿Son mediocres, con muchas áreas para mejorar? Si es así, entonces tienes una lista de cosas en que debes trabajar primero antes de preguntar por las evaluaciones.

Con el simple paso de mirar atrás en tus evaluaciones de rendimiento, instantáneamente sabrás si tienes o no una buena razón para preguntar por aumento y si no, también sabrás que cosas deberías estar haciendo para tener una buena razón.

Aprende sobre sueldos equivalentes y que quieres. Esta es otra invaluable etapa preparatoria: tienes que conocer cuanto les están pagando a las personas de tu sector y tu área. Un muy buen lugar para comenzar es con la base de datos de sueldos Indeed.com, con el cual te deja ver cuánto cobra otra persona en tu área por el mismo puesto de trabajo que tú.

Recuerda, usa esto como referencia. Si estas en un nivel inicial de los empleados, tu sueldo seguramente será un poco por debajo del promedio salarial, incluyendo aquellos que son empleados talentosos y aquellos que tienen mucha experiencia. Sin embargo, si tienes experiencia o tienes una trayectoria de muy buenas evaluaciones de rendimiento, entonces deberías esperar un sueldo apropiado.

Programa bien tu negociación. Por ejemplo, es una mala idea preguntar por un aumento poco después de una pobre evaluación de rendimiento. Es otra mala idea preguntar por un aumento cuando la compañía está pasando por serios problemas financieros. También es mala idea preguntar por un aumento cuando eres uno de los que están a prueba.

Es una buena idea por preguntar por un aumento salarial después de una exitosa finalización de proyecto. Es una buena idea preguntar por un aumento después de una brillante evaluación de rendimiento. También es una buena idea preguntar por un aumento después de que hayas completado una certificación especial o haber obtenido un grado.

En otras palabras, si tú has hecho algo para demostrar fuertemente lo valioso que eres como empleado y la compañía lo ve saludable, ese es un gran momento para el ‘golpe’. Pero si no has hecho nada para elevar tu perfil, tienes menos que un excelente perfil o la compañía está
teniendo dificultades, entonces no sería buen momento para preguntar por un sueldo
más alto.

Se claro, no emocional ni exigente. Cuando decidas tener esa conversación tienes que ser claro y evitar las emociones, especialmente si no obtienes un “si” de inmediato.

Lo que necesitas hacer es decidir de antemano cual será específicamente tu pregunta y por qué deberías obtener lo que pides – el rendimiento y sueldos de personas en igual posición que tú. Decide exactamente que vas a preguntar y dales razones por la que ellos tienen que decir que si – no les des razones por la que digan que no.

Entonces, por ejemplo, quizás tú vas a preguntar por un aumento del 10% por que has tenido tres excelentes evaluaciones de rendimiento consecutivas y tú has sido una parte esencial en la finalización de un proyecto en particular. Tienes que indicar exactamente que quieres y por que crees que lo mereces.

Si eres así de franco, sin emociones ni amenazas, y eres claro sobre lo que quieres, prácticamente todos los supervisores respetarán eso. Mientras no pongas emociones en la situación, o hagas amenazas vacías o seas muy exigente, tu supervisor entenderá claramente que es lo que tratas de conseguir. Todos queremos tener un mejor sueldo, después de todo.

Lo mismo es verdad si el “aumento” que quieres, viene no en la forma de beneficios financieros, como un programa más flexible de trabajo, o un día o dos por semana en la que puedes trabajar desde casa.

Si no tienes un “si” inmediatamente, no te molestes. No reacciones emocionalmente. La historia no está terminada todavía. Se paciente y mantén la calma.

Elabora un plan con tu supervisor. Si tu supervisor rechaza tu pedido de aumento de sueldo, tu respuesta inmediata debería ser: “ok, entonces, ¿que necesito hacer en consonancia para recibir dicho aumento?”

Trabaja con tu supervisor para elaborar un plan, si lo completas, te guiara al aumento que deseas. Pero quizás tu supervisor no percibe tu valor de la misma manera que tú lo haces, entonces la meta aquí será demostrar tu valor de manera que quede claramente demostrado a tu supervisor en los términos que a él o ella más le preocupa.

Enmarca la conversación en los términos de las cosas que tú necesitas hacer para ganarte dicho aumento en los próximos seis meses. ¿Que necesitas hacer para que cuando retomes la conversación en seis meses, la respuesta sea un “si” fácil? La respuesta será tu nueva lista de verificación en la que deberás trabajar.

Documenta tus esfuerzos. Si tienes un plan en la que te conducirá a tu aumento de sueldo, sigue los pasos de este. Examínalo constantemente, y trabaja hacia los puntos de la lista, y más importante, documenta los esfuerzos hacia esas metas.

Trátalo como si fuera un trabajo diario. Siempre que tomes pasos hacia cualquier elemento del plan, regístralo. Mantén bien documentado todas las cosas que has hecho para completar tu parte del plan.

Entonces, cuando la línea de tiempo del plan haya terminado puedes hacer tus notas para hacer un detalle de cómo ejecutaste ese plan y así porque mereces el aumento. No deberías incluir todos los detalles, pero tendrás un montón de fuente de referencia para crear un currículum que puede ser respaldado con algunos detalles si tu supervisor quisiera profundizar en esto.

Una sugerencia final: agrega más peso a tu currículum. Así como por medio de pasos conocerás lo que tu supervisor quiere, de acuerdo a ganar un aumento, no te olvides de pensar en esos pasos de acuerdo a tu currículum. Casi todo el tiempo los pasos de tu plan también coincidirán bien con tu feroz currículum, si tu supervisor no hace su parte del plan, entonces estará en mejor posición de buscar un nuevo empleo.

Ese es la mejor parte en este tipo de proceso: no solo aumentarás tus posibilidades de obtener un aumento en el trabajo, sino también ajustarás tus pasos para tu próxima trayectoria sino recibes ese aumento.

Recuerda preguntar por un aumento de manera calmada con una clara petición y razones para no molestar a tu jefe en casi ninguna situación razonable. Ellos entenderá incluso si no pueden decir inmediatamente un “si”. Si estás preparado para la conversación, entonces no hay nada que temer.

También recuerda que un “no”, no es el fin del camino. Es solo el próximo paso. Tienes que usarlo como una oportunidad para construir un plan para un “si” en el futuro, y si el plan no te da el resultado que quieres, usa los resultados del plan para mejorar tu currículum y encontrar un mejor trabajo.

¡Buena Suerte!